Publicado el

¿Se puede comer chocolate estando embarazada?

chocolate durante el embarazo

Para muchas personas el chocolate se asocia con un momento dulce, de relax que hace olvidar los momentos negativos del día.

Durante el embarazo la dieta debe de ser más equilibrada si cabe y muchas embarazadas se preguntan si pueden comer chocolate durante el embarazo.

Proteger y ayudar al buen desarrollo del bebé es fundamental por eso en este artículo tratamos de explicarte si puedes o no comerlo estando embarazada y para ello debes saber algo más sobre este dulce exquisito para tomar la decisión más acertada.

Conociendo el chocolate para saber si puedes tomarlo o no durante la gestación

El cacao  conocido en el ámbito científico como Theobroma Cacao es una planta nativa de América del Sur, pero también cultivada en África  que es el primer productor mundial y la India.

El fruto contiene las semillas, que una vez fermentadas, secas y tostadas, se convierten en materia prima del cacao.

Existen diferentes variedades de cacao: el Forastero es lo que comúnmente se encuentra en los supermercados, el Criollo es la variedad más valiosa y costosa, y el Trinitario que es un híbrido de los dos primeros.

Cada tableta de chocolate indican el porcentaje de cacao en el producto final, siendo el resto predominantemente azúcar.

Otros ingredientes (leche, aceites, lecitina como emulsionante, aromatizantes, etc.) figuran en la etiqueta en orden decreciente de cantidad, es decir, estos últimos están presentes en cantidades menores que los primeros.

El chocolate blanco contiene sólo la parte grasa del cacao o manteca de cacao y, por lo tanto, no comparte su composición ni todos sus beneficios.

El chocolate más parecido al producto original es el chocolate negro con al menos un 70% de cacao, y esto es de lo que hablamos cuando alabamos sus muchas virtudes y por tanto puede ser el más recomendable para su consumo.

Composición de los chocolates puros

Contiene teobromina y cafeína metilxantinas, que son excitantes, promueven la atención, la memoria y tienen un efecto anti-astenico, que contrarresta la sensación de fatiga.

También contiene polifenoles, con un efecto antioxidante y por lo tanto potencialmente protectora cardiovascular y metabólica

Atesora propiedades antidepresivas, contiene triptófano y aumenta la producción de serotonina

También es rico en anandamida, una sustancia relacionada con los endocannabinoides endógenos, con función analgésica y que da satisfacción (por esta razón, quizás se busque principalmente en la fase menstrual o premenstrual)

Y por último mejora el apetito por lo que en situaciones de inapentencia es muy recomendable

En la práctica, el chocolate es un alimento muy adecuado para deportistas, estudiantes, convalecientes y si estás buscando tener familia su consumo puede ayudarte por su efecto energizante, tanto en hombres como en mujeres (también es muy popular por sus virtudes afrodisíacas).

Por último no es adecuado para las personas con colitis porque puede empeorar el dolor intestinal.

Sí pero, ¿puedo comer chocolate durante el embarazo?

Un estudio realizado por la Universidad de Perugia, afirma que el consumo moderado de chocolate negro (30g por día) durante el embarazo puede tener efectos beneficiosos sobre la presión arterial sin comprometer el control de peso o el colesterol en la sangre.

Otros investigadores han llevado a cabo un análisis sistemático de los estudios publicados: aunque hay algunos datos a favor de una posible reducción del riesgo de preeclampsia en mujeres que toman chocolate, la evidencia no es lo suficientemente fuerte como para recomendar su uso con fines preventivos (pero no está contraindicada).

Otras investigaciones más recientes, señalan que es muy importante diferenciar los tipos de cacao cuando se trata de efectos sobre la salud. Ciertamente, algunos tipos no son saludables, como los que tienen mucho azúcar y otras sustancias grasas, mientras que otros pueden tener un papel saludable y nutracéutico.

Otra cuestión a tener en cuenta son las mezclas y la procedencia y tipo de cultivo del cacao. Son recomendables consumos que aúnen las propiedades del chocolate con frutas como por ejemplo la naranja.

También son recomendables aquellos que provienen de cultivo ecológico. Os animamos a echarle un vistazo a blogs como el de Naranjas Eco donde podréis encontrar recetas de chocolate con frutas sabrosísimas.

En conclusión, el chocolate recomendable en el embarazo es el puro, es decir con al menos 70% de concentración. Es conveniente eliminar todos aquellos preparados que provengan de preparados industriales como bollería y cremas.

Anímate a cocinar un poquito o recurre a los obradores tradicionales, la recompensa merece la pena.

Además, es aconsejable incluir el chocolate en el cálculo diario de la cafeína (hasta 80 mg por 100g de chocolate negro 70-85%), una sustancia excitante que el feto no es capaz de metabolizar.

Esto significa que si la mujer embarazada ya toma más de 2-3 cafés al día, la cantidad de cafeína que toma con el chocolate puede llevar al exceso, con repercusiones negativas en el feto.

El chocolate puede ser una buena comida o parte de la merienda, quizás con un poco de pan. No es aconsejable consumirlo continuamente durante el día, ya que esto puede comprometer el flujo normal de azúcar en la sangre, que es tan importante para el bienestar y el crecimiento del feto.

Como curiosidad nos cuentan desde mamylove.com que recomiendan comer una barrita de chocolate puro media horita antes de  realizar una ecografía, ya que han comprobado que el feto se estimula y se mueve lo que les permite captar mejor las formas y caritas del futuro bebé.

En caso de sobrepeso, es importante preguntarle al dietista si el plan alimentario puede permitir este alimento, en caso afirmativo debemos saber  hasta qué punto.  Lo principal es tu salud y la de tu futuro bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *