Publicado el

Mousse de chocolate con crema inglesa

mousse de chocolate

Un buen mousse de chocolate debe tener un delicioso sabor con una textura suave cremosa y aireada que se funda en la boca de manera suave.

Que el chocolate tenga más o menos fluidez lo dará su composición según tenga más o menos manteca de cacao. Clic para tuitear

El reto de esta receta es que la vamos a realizar partiendo de crema inglesa que suele tener una textura similar a la de las natillas, pero en este caso le va a dar otro toque a la receta de mousse de chocolate.

Tenéis que tener en cuenta que el mousse de chocolate debe ser lo bastante firme para soportar el peso de las capas de relleno de cualquier pastel y además mantener su bonita forma en el frigorífico durante bastante tiempo.

Otro de los puntos importantes que hay que tener en cuenta a la hora de preparar mousse de chocolate es su fluidez.

Hacer una mousse de chocolate de manera profesional

La importancia de la fluidez del chocolate

Que el chocolate tenga más o menos fluidez lo dará su composición según tenga más o menos manteca de cacao, que significa esto:

Chocolate con mayor fluidez

Siempre contiene más manteca de cacao y esto implica que producirá una cobertura de chocolate más dura y fina, se verá un brillo reluciente y una textura crujiente en el producto que estemos preparando, siempre y cuando el chocolate se atempere de manera correcta.

Además, se contrae mejor cuando se enfría y permitirá que la cobertura de chocolate se suelte por completo del molde.
Obtendremos un resultado de una cobertura de chocolate más fácil de desmoldar.

Chocolate con menor fluidez

Siempre contiene menos manteca de cacao, lo cual obtendremos una cobertura de chocolate menos dura, menos brillante y más gruesa.
Esta es la mejor opción si quieres moldear figuras de chocolate grandes, con esto sólo tienes que cubrir el interior del molde con una capa de chocolate y dejar la cobertura como tu quieras.

Cuando vas a comprar chocolate mira el paquete con detalle, a veces se indica la fluidez del chocolate mediante símbolos, por ejemplo gotas de agua, recuerda lo que te comentamos anteriormente, más fluidez significa más manteca de cacao.

Otras indican la cantidad de manteca de cacao en gramos.

Según lo que quieras crear, te resumimos según la fluidez del chocolate en donde deberías de aplicarlo:

  • Fuidez de una gota: se utiliza crema de mantequilla, helados con sabor a chocolate o también rellenos. En general muy bueno para infusionar.
  • Fluidez de dos gotas: Estupendo si vas a realizar figuras de chocolate para moldes grandes.
  • Fluidez de tres gotas: Se adapta a todo lo que quiera crear.
  • Fluidez de cuatro gotas: Estupendo para bombones crujientes o donde las formas de los moldes creen ángulos de 90º.
  • Fluidez de cinco gotas: Se utiliza como capa en galletas que tiene una superficie grande.

Una vez explicado la base para tener en cuenta que nuestra mousse no salga demasiado dura y densa, en este caso utilizaremos chocolate con una fluidez de tres gotas, así podremos obtener un sensación en la boca extraordinariamente suave.

Hoy cocinamos un mousse de chocolate partiendo de una deliciosa crema inglesa.

¿Qué es una crema inglesa?

Una crema inglesa es una mezcla de nata y/o leche con huevos y/o yemas de huevo y azúcar.

Los ingredientes que necesita para esta receta son:

.- Yemas de huevo

.- Azúcar

.- Leche

.- Nata

.- Chocolate con una fluidez de tres gotas

Pasos a seguir:

1.- Batir las yemas de huevo y mezclar con el azúcar para preparar la crema inglesa.

2.- Hervir a fuego lento conjuntamente la leche y la nata.

3.- Vertir la mitad de la mezcla hirviendo a la crema inglesa y bátalo con energía.

4.- Vertir la otra mitad junto con la mezcla anteriormente realizada.

5.- Volvemos a colocarla al fuego mientras removemos para que no se pegue, la temperatura debe llegar a entre 82ºC y 85ºC.

6.- Test de la cuchara para saber si está bien hecha la crema inglesa:

Coge una cuchara e introdúcela dentro de la mezcla, colócala de manera vertical y pasa un dedo de lado a lado de la mezcla, si ésta se cae hacia abajo es que aún no está lo suficientemente uniforme.

7.- Toca añadir el chocolate a  la mezcla de leche, nata, el azúcar y las yema de huevo, hágalo poco a poco para que se pueda fundir más fácilmente.

Remueva bien hasta que no queden grumos y a continuación utilice una batidora para que la mezcla ya sea perfecta.

La emulsión de chocolate debe estar entre 35º y 40º C y que va a depender de la cantidad de mousse de chocolate que queramos preparar.

Pues ya está, ya puedes utilizar luego esta buena mousse de chocolate para añadir a tus postres directamente o si prefieres comerla directamente debes antes dejarla enfriar primero en el bol y una vez que esté fría, meterla en el frigorífico en reposo durante 3 horas como mínimo.

Puedes consultar nuestra receta de mousse de chocolate si es que no quieres que lleve crema inglesa.

Esperamos que os haya gustado esta receta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *